Leucemia


Descripción de la patología

leucemia

Las leucemias son enfermedades neoplásicas caracterizadas por una proliferación incontrolada de células anómalas en la médula ósea y que invaden la sangre y otros tejidos.
Según la estirpe celular afectada y su evolución, así como para entender de una forma simple el tratamiento, las clasificamos en:

  • Leucemia mieloide aguda
  • Leucemia mieloide crónica
  • Leucemia linfocítica aguda
  • Leucemia linfocítica crónica

LEUCEMIA MIELOIDE AGUDA (LMA)
Es un tipo de neoplasia maligna originada en una célula hematopoyética multipotencial. Se caracteriza por la proliferación clonal de células blásticas anormales y trastornos en la producción de células sanguíneas normales que resultan en anemia, trombocitopenia y cifras de leucocitos bajas, normales o altas, dependiendo del número de células leucémicas en sangre. Se presenta en varias variedades morfológicas, cada una con sus características citológicas, genéticas y algunas veces, clínicas.
Aunque es muy común en pacientes con ciertas anomalías congénitas, la mayoría de los casos se asocian a cambios citogénicos adquiridos que conducen a mutaciones y a la formación de oncogenes. Los factores ambientales como la exposición a radiaciones, benceno, humo del tabaco, agentes alquilantes y fármacos citotóxicos, se barajan como condiciones predisponentes para el desarrollo de LMA.
La LMA representa el 80 % de las leucemias agudas en adultos y 15-20 % en niños. Se trata de la leucemia más frecuente en recién nacidos.
La expresión clínica de la LMA se desarrolla en variantes morfológicas. La sintomatología más frecuente es la derivada de la anemia y la trombocitopenia acompañados de hepatomegalia y esplenomegalia en un tercio de los pacientes.
TRATAMIENTO CONVENCIONAL
El tratamiento médico contempla:
-Quimioterapia de inducción/remisión
-Leucoféresis
-Radioterapia
-Alotrasplante de células madre
-Autotrasplante de células madre (autólogo)

LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA (LMC)
La LMC resulta de una mutación somática de una célula linfohematopoyética pluripotencial. Se caracteriza por leucocitosis e inmadurez granulocíticas, basofilia y anemia; con frecuencia, trombocitosis en sangre, expansión de precursores granulocíticos leucémicos en médula ósea y esplenomegalia.
La historia natural de la enfermedad avanza a una fase acelerada de desarrollo de citopenias y de pérdida de respuesta a la terapia para fase crónica, terminando en forma de leucemia aguda.
La exposición a dosis altas de radiación ionizante aumenta la incidencia. La LMC es el resultado de una anomalía genética adquirida que induce la transformación maligna de una sola célula linfohematopoyética pluripotencial.
Ni los agentes químicos, ni fármaco citotóxicos, ni el humo del tabaco tienen relación causal con la LMC.
La LMC representa casi un 15 % de los casos de leucemia y 3 % de las leucemias infantiles.
La clínica en el tercio de los pacientes se muestra asintomática y es de aparición gradual. A veces, la leucocitosis es un hallazgo.
TRATAMIENTO CONVENCIONAL
El tratamiento médico contempla:
-Inhibidores de la tirosin quinasa
-Interferón
-Quimioterapia
-Alotrasplante de células madre

LEUCEMIA LINFOCÍTICA AGUDA (LLA)
La LLA es una enfermedad neoplásica de linfocitos inmaduros o células progenitoras de linfocitos tanto de tipo B como T.
En el momento del diagnóstico es típico que las células leucémicas hayan reemplazado a las normales en la médula ósea y se hayan diseminado por varios sitios extramedulares.
El inicio y avance de la LLA son consecuencia de mutaciones sucesivas que alteran las funciones celulares. La relación con carcinógenos químicos estudiados es ambigua y la radiación electromagnética no ionizante no es factor causal. Las radiaciones ionizantes a altas dosis, como las experimentadas por los supervivientes de la bomba atómica, incrementan el riesgo.
La LLA representa un 20 % de las leucemias agudas en adultos.
Los síntomas pueden ser insidiosos o agudos y tienen las características generales que reflejan el grado de insuficiencia de la médula ósea y la amplitud de la diseminación extramedular como anemia, trombocitopenia, fiebre, hepatomegalia, etc.
TRATAMIENTO CONVENCIONAL
El tratamiento médico contempla:
-Quimioterapia de inducción/ consolidación/mantenimiento
-Alotrasplante de células madre
-Radioterapia

LEUCEMIA LINFOCÍTICA CRÓNICA (LLC)
La LLC es una enfermedad neoplásica caracterizada por la acumulación de linfocitos pequeños de apariencia madura en sangre, médula ósea y tejidos linfoides. Es la leucemia predominante de la sociedad occidental.
En el 98 % de los pacientes, la enfermedad es de linaje de células B; en menos del 2 % es de tipo T.
Entre los factores etiológicos, los ambientales son poco considerados, siendo los factores hereditarios, alteraciones genéticas de expresión de inmunoglobulinas, anomalías cromosómicas y defectos inmunitarios los más característicos.
La edad media de diagnóstico es en la década de los 60 años y el 25 % de los pacientes son asintomáticos. La clínica se manifiesta en forma de síntomas generales, linfadenoptías no dolorosas y esplenomegalia. Es frecuente la afectación extraganglionar, sin que sea sintomática.
TRATAMIENTO CONVENCIONAL
El tratamiento médico contempla:
-Radioterapia
-Quimioterapia
-Cirugía
-Terapia dirigida
-Terapia con células madre
-Ensayos clínicos

Protocolos

Protocolo de tratamiento

  • Lesiones cutáneas

Los productos que se recomiendan están especialmente indicados para paliar los efectos producidos sobre la piel de los tratamientos de QT y RT.

Pautas generales para la aplicación de los sérums

Limpiar la piel en profundidad con Mico-Soap ONCO (Reishi, calendula & lemon). Aplicar directamente con agua o con la ayuda de un disco de algodón haciendo especial hincapié en el área afectada. Secar suavemente.

Aplicar Mico-QT Target en cantidad suficiente con un masaje suave sobre las zonas afectadas.

  • Rash cutáneo: 3 veces al día (mínimo) durante 6 semanas.

  • Xerosis: 3 veces al día (mínimo) durante el tratamiento y los 12 meses posteriores.

  • Cambios ungueales: 3 veces al día (mínimo) durante el tratamiento y los 12 meses posteriores.

Aplicar Mico-RT en cantidad suficiente con un masaje suave sobre zonas afectadas.

  • Pre-radioterapia: 3 veces al día durante 3 semanas antes de iniciar el tratamiento.

  • En radioterapia: 3 veces al día durante el tratamiento de radioterapia. No aplicar el producto durante las 2 horas previas a la sesión.

  • Post-radioterapia: 2 veces al día (mínimo) en los 3 meses posteriores al tratamiento.

Extracto Propiedad Mañana Tarde Noche
Mico-Onco 1 0 1/0

Protocolo de mantenimiento

Extracto Propiedad Mañana Tarde Noche
Askorbato K-HdT 1
Mico-Corio PSK 3/6

En este tipo de patologías lo que se busca es un complemento que consiga mejorar la calidad de vida del paciente así como un aumento de su supervivencia.
Se ha demostrado que el uso de los hongos como coadyuvante en el tratamiento de quimioterapia o radioterapia de primera línea no interfiere en la efectividad del tratamiento clínico protocolizado. Existen numerosos estudios que demuestran la compatibilidad de la Micoterapia con los tratamientos quimioterapéuticos como son el caso de taxol con extracto de Agaricus blazei o de Lentinus edodes [Ahn et al., 2004; Okuno y Uno, 2011], carboplatino y VP16 (etoposide) con extracto de A. blazei [Ahn et al., 2004], cisplatino con extracto de L. edodes y con lentinan, un beta-glucano obtenido de L. edodes [Hirose et al., 2007; Ina et al., 2011], placlitaxel con lentinan [Kubota et al., 2009], irinotecan, 5-fluorouracil y levofolinato con extracto de L. edodes [Okuno et al., 2011]. También se ha demostrado la eficacia de Ganoderma lucidum para reducir la nefrotoxicidad de ciertos quimioterápicos como el cisplatin [Kao et al., 2013].
Los hongos no solo presentan una falta de interacción medicamentosa con los tratamientos clínicos convencionales sino que además poseen una sinergia mejorando la actividad de los mismos y la adherencia al tratamiento del paciente que al ver mejorada su calidad de vida y reducirse los efectos secundarios permite que se completen los ciclos de tratamiento hospitalario.

Mayell 2011
Disminución de los efectos secundarios de la quimioterapia utilizando G. frondosa [Mayell, 2001].
La absorción de los fármacos convencionales es a través de citocromos hepáticos que no coinciden con los citocromos que intevienen en la asimilación de los preparados fúngicos como el citocromo P450. Hifas da Terra posee extractos de hongos propios que han sido validados por diversos estudios científicos en cuanto a efectividad y a ausencia de interacción con los citocromos que involucran otros fármacos. Se ha demostrado que estos extractos presentan una posibilidad baja de interacción in vivo con otros medicamentos que se metabolizan a través del citocromo P450 [Fundación Medina].
Por lo tanto la Micoterapia es un tratamiento de inmunoterapia natural sin efectos secundarios que es fundamental para la recuperación del paciente tanto en primera línea de tratamiento como para evitar recidivas en prevención o en mantenimiento de largos supervivientes.
Los beneficios de la Micoterapia en el tratamiento contra el cáncer reside en la capacidad de las moléculas bioactivas de los hongos de actuar en distintos frentes [Patel et al., 2012]:
–  Los extractos de hongos contribuyen a paliar los efectos secundarios producidos por los tratamientos convencionales como la quimioterapia o la radioterapia [Mayell, 2001; Ahn et al., 2004; Ohno et al., 2013].
–  Los polisacáridos de los hongos han mostrado efecto inmunoestimulador de diferentes tipos celulares del sistema inmune del propio organismo, lo que potencia las defensas naturales contra el cáncer [Rajasekar et al., 2008]. Los hongos poseen capacidad para mantener un elevado nivel de linfocitos, esencial para detectar y contribuir a la eliminación de células metastásicas. Sus efectos sobre el aumento en linfocitos T o células NK se ha demostrado en diversos estudios en coadyuvancia con la QT o RT [Mizuno et al., 1998, Kodama et al., 2002].
–  Igualmente, el interés de la Micoterapia se extiende a la actividad citotóxica directa que presentan algunos extractos de hongos sobre diferentes tipos de células tumorales [Nguyen et al., 2015; Elbatrawy et al., 2015]. Diversos triterpenos han mostrado efecto citotóxico frente a líneas celulares cancerígenas [Gao et al., 2002] y otras moléculas, entre ellas polisacáridos, han mostrado efecto proapoptótico de células cancerígenas [Müller et al., 2006; Wu et al., 2012].
– Diversos extractos de hongos poseen efecto antiangiogénico, es decir, inhiben la formación de vasos sanguíneos, lo que puede contribuir a comprometer el crecimiento de tumores [Kimura et al., 2004; Nguyen et al., 2015]. También se ha estudiado el efecto antimetastásico de ciertos componentes de los hongos [Kimura et al., 2004].
– Ciertos compuestos de los hongos (polifenoles, polisacáridos, vitaminas, carotenoides, minerales, esteroles, etc.) poseen efecto antioxidante que constituyen un mecanismo de defensa frente al daño oxidativo evitando que un exceso de especies reactivas de oxígeno (ROS) dañen las células (Korzarski et al., 2015). También los extractos de ciertos hongos han mostrado efecto antimutagénico [Notoya-Menoli et al., 2001; Souza-Paccola et al., 2004].
Varios estudios han demostrado la acción antitumoral de diferentes componentes de Ganoderma lucidum (Reishi) (polisacáridos, triterpenos y esteroles) frente a líneas celulares de cáncer [Akihisa et al., 2007; Wu et al., 2001; Kimura et al., 2002; Raj et al., 2015]. También se ha determinado que los efectos antitumoral y antimetastásico de triterpenos de G. lucidum pueden ser debidos a la inhibición de la angiogénesis inducida por el tumor [Kimura et al., 2002]. Los polisacáridos, especialmente los beta-glucanos han mostrado poseer efecto antitumoral a través de su efecto inmunomodulador y antiangiogénico [Boh et al., 2007]. Estos polisacáridos también poseen efecto antioxidante y reducen el daño celular causado por mutagénicos [Boh et al., 2007]. Se estudió el efecto antiproliferativo de extractos de G. lucidum sobre 16 líneas celulares de cáncer hematológico (leucemias, mielomas y linfomas). El mayor efecto antiproliferativo se observó en las líneas celulares de leucemia mieloide HL-60, U937, K562, leucemia linfoblástica Blin-1 y Nalm-6 y mieloma múltiple RPMI8226. El análisis del ciclo celular reveló la detención del ciclo en G2/M, más marcado en las células HL-60. La apoptosis en HL-60, Blin-1, U937 y RPMI8226 fue entre un 21 y un 92 %, lo que constata la actividad anticancerígena de G. lucidum contra leucemia, linfoma y mieloma múltiple [Müller et al., 2006]. La terapia de diferenciación de células tumorales es un importante método de tratamiento de cánceres hematológicos como la leucemia, ya que la diferenciación de las células tumorales detiene el crecimiento y la proliferación celular. Se estudió el efecto de una fracción de extracto de G. lucidum rica en polisacáridos sobre la diferenciación de células de leucemia humana THP-1 y se observó diferenciación de macrófagos, demostrada por cambios en la adherencia celular, detención del ciclo celular, reducción del nitroazul de tetrazolio NBT y reducción de la expresión de marcadores de diferenciación incluyendo CD11b, CD14, CD68, metaloproteinasa-9 de matriz y mieloperoxidasa. Además, aumentó significativamente la liberación de caspasas y la activación de la proteína p53, demostrándose su papel en la diferenciación celular [Hsu et al., 2011]. Conclusiones similares sobre la diferenciación celular de células de leucemia inducida por G. lucidum se obtuvieron en estudios in vivo en ratones a los que se inyectaron células de leucemia WEHI-3. Se observó un aumento del porcentaje de marcadores CD3, CD19, disminuyendo el porcentaje de Mac-3 y CD11b, lo que sugiere que se promovió la diferenciación del precursor de las células T y B, pero se inhibieron macrófagos. Esto llevó a una disminución del porcentaje de células de leucemia en el bazo de los ratones inyectados con células WEHI-3 [Chang et al., 2009]. En otro estudio realizado sobre el efecto de G. lucidum sobre la proliferación y diferenciación de células leucémicas K562 se observó que el extracto de G. lucidum puede promover la proliferación de unidades formadoras de colonias granulocito-macrófago (CFU-GM) en la médula ósea, suprimiendo el crecimiento de células leucémicas K562. La supresión de la proliferación de células K562 por extracto de G. lucidum fue dosis- y tiempo-dependiente [Zhong et al., 1999].
Por otra parte, el Agaricus blazei (Champiñón del sol) es uno de los hongos más potentes para la regulación de la respuesta inmune debido a su contenido en proteoglucanos y β-glucanos que son potentes estimuladores de macrófagos, células NK y neutrófilos [Hetland et al., 2008 y 2011]. Estudios en ratones revelaron que el extracto acuoso de A. blazei aumentó significativamente los niveles de inmunoglobulina G en suero, aumentó el número de células T en el bazo y elevó la capacidad fagocítica en comparación con el grupo control. El consumo de A. blazei se asoció también con un aumento en la velocidad de proliferación de esplenocitos y en la secreción por esplenocitos del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) [Chang et al., 2007]. Se evaluó la actividad inhibitoria de un extracto hidroalcohólico de A. blazei sobre el crecimiento de tumores de líneas celulares de leucemia mieloide (NB-4 y K-562) in vitro y NB-4 in vivo en ratones. Este extracto inhibió el crecimiento de las células NB-4 in vitro, en parte posiblemente debido a la inducción de apoptosis. También se confirmó que este extracto posee actividad anti-leucémica sobre ambas líneas celulares NB-4 y K-562 en ensayos in vitro [Kim et al., 2009]. También se demostró que la agaritina, un derivado de hidracina presente en A. blazei inhibió la proliferación de líneas celulares de leucemia (U937, MOLT4, HL60 y K562) in vitro, sin afectar significativamente a las células linfáticas normales [Endo et al., 2010]. Sobre las células U937 se realizaron nuevos estudios para entender el mecanismo tumoricida de este compuesto de A. blazei, concluyendo que la agaritina induce la apoptosis de células de leucemia U937 mediante la activación de caspasas a través de la liberación de citocromo c por las mitocondrias [Akiyama et al., 2011]. También se ha demostrado su eficacia en la mejora de los efectos secundarios asociados a la quimioterapia (falta de apetito, alopecia, inestabilidad emocional, debilidad general, etc.) [Ahn et al., 2004] y en la calidad de vida en pacientes oncológicos en remisión [Ohno et al., 2013]. Además, A. blazei posee una elevada capacidad para frenar la neovascularización de los tumores, representando así una importante estrategia en la terapia antineoplásica [Kimura et al., 2004].
La capacidad antimetastásica del extracto de Grifola frondosa (Maitake) ha sido ampliamente estudiada. Grifola frondosa actúa indirectamente inhibiendo la metástasis mediante su efecto estimulador sobre el sistema inmunitario [Svagelj et al., 2012] así como mediante la inhibición de la adhesión de células tumorales a células endoteliales vasculares [Masuda et al., 2008; Masuda et al., 2013]. Hay estudios que sugieren que G. frondosa tiene la mayor actividad en la inhibición de crecimiento de tumores al administrarse tanto oral como intraperitonealmente [Nanba, 1997]. Además, de manera global, distintos autores afirman que la ingesta de extracto de G. frondosa también se traduce en una mejora de síntomas en pacientes de cáncer [Ulbricht et al., 2009].


info@imispain.com
+34 986 917 360
Política de privacidad

© 2019 IMISPAIN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies